...MUNDO DARK......MUNDO DARK......MUNDO DARK...


    EL CUERVO.- Edgar Allan Poe

    Comparte
    avatar
    Morgrein
    Señora del Mausoleo
    Señora del Mausoleo

    Femenino
    Cantidad de envíos : 192
    Edad : 48
    Localización : Mi Mausoleo
    Empleo /Ocio : Shellan
    Humor : Buscando a mi Hellren...
    Fecha de inscripción : 01/02/2009

    EL CUERVO.- Edgar Allan Poe

    Mensaje  Morgrein el Sáb Feb 14, 2009 10:01 pm



    Queridos míos.... nadie puede preciarse de ser oscuro y mucho menos llamárselo a si mismo hasta que haya leído el Cuervo.
    Feliz Disfrute...




    Cierta medianoche aciaga, cuando, con la mente cansada, meditaba sobre varios libracos de sabiduría ancestral y asentía, adormecido, de pronto se oyó un rasguido, como si alguien muy suavemente llamara a mi portal.
    «Es un visitante -me dije-, que está llamando al portal; sólo eso y nada más.»

    ¡Ah, recuerdo tan claramente aquel desolado diciembre!
    Cada chispa desfalleciente dejaba un rastro espectral.
    Yo esperaba ansioso el alba, pues no había hallado calma en mis libros, ni consuelo a la pérdida abismal
    de aquella a quien los ángeles Leonor podrán llamar
    y aquí nadie nombrará.

    Cada crujido de las cortinas purpúreas y cetrinas
    me embargaba de dañinas dudas y mi sobresalto era tal que, para calmar mi angustia repetí con voz mustia:

    «No es sino un visitante que ha llegado a mi portal;
    un tardío visitante esperando en mi portal.
    Sólo eso y nada más».

    Mas de pronto me animé y sin vacilación hablé:
    «Caballero -dije-, o señora, me tendréis que disculpar
    pues estaba adormecido cuando oí vuestro rasguido
    y tan suave había sido vuestro golpe en mi portal
    que dudé de haberlo oído...», y abrí de golpe el portal: sólo sombras, nada más.

    La noche miré de lleno, de temor y dudas pleno,
    y soñé sueños que nadie osó soñar jamás;
    pero en ese silencio atroz, superior a toda voz,
    sólo se oyó la palabra «Leonor», que yo me atreví a susurran..
    sí, susurré la palabra «Leonor» y un eco volvióla a nombrar.
    Sólo eso y nada mas.

    A un que mi alma ardía por dentro regresé a mis aposentos pero pronto aquel rasguido se escuchó más pertinaz.
    «Esta vez quien sea que flama ha llamado a mi ventana;
    veré pues de qué se trata, qué misterio habrá detrás.

    Si mi corazón se aplaca lo podré desentrañar.
    ¡Es el viento y nada más!»

    Mas cuando abrí la persiana se coló por la ventana,
    agitando el plumaje, un cuervo muy solemne y ancestral.
    Sin cumplido o miramiento, sin detenerse un momento, con aire envarado y grave fue a posarse en mi portal, en un pálido busto de Palas que hay encima del umbral; fue, posóse y nada más.

    Esta negra y torva ave trocó, con su aire grave,
    en sonriente extrañeza mi gris solemnidad.
    «Ese penacho rapado -le dije-, no te impide ser osado, viejo cuervo desterrado de la negrura abisal;
    ¿cuál es tu tétrico nombre en el abismo infernal?»
    Dijo el cuervo: «Nunca más».

    Que un ave zarrapastrosa tuviera esa voz virtuosa
    sorprendióme aunque el sentido fuera tan poco cabal, pues acordaréis conmigo que pocos habrán tenido ocasión de ver posado tal pájaro en su portal.
    Ni ave ni bestia alguna en la estatua del portal
    que se llamara «Nunca más».

    Mas el cuervo, altivo, adusto, no pronunció desde el busto, como si en ello le fuera el alma, ni una sola sílaba más.
    No movió una sola pluma ni dijo palabra alguna
    hasta que al fin musité: «Vi a otros amigos volar;
    por la mañana él también, cual mis anhelos, volará».
    Dijo entonces: «Nunca más».

    Esta certera respuesta dejó mi alma traspuesta;
    «Sin duda -dije-, repite lo que ha podido acopiar
    del repertorio olvidado de algún amo desgraciado
    que en su caída redujo sus canciones a un refrán;
    que pergeñó, acorralado, este lúgubre refrán:
    "Nunca, nunca más"».

    Como el cuervo aún convertía en sonrisa mi porfía
    planté una silla mullida frente al ave y el portal;
    y hundido en el terciopelo me afané con recelo
    en descubrir que quería la funesta ave ancestral.
    Qué pretendía esa torva ave, funesta y ancestral
    al repetir: «Nunca más».

    Esto, sentado, pensaba, aunque sin decir palabra
    al ave que ahora quemaba mi pecho con su mirar;
    eso y más cosas pensaba, con la cabeza apoyada
    sobre el cojín purpúreo que el candil hacía brillar.
    ¡Sobre aquel cojín purpúreo que ella gustaba de usar, y ya no usará nunca más!

    Luego el aire se hizo denso, como si ardiera un incienso mecido por serafines de leve andar musical.
    «¡Miserable! -me dije-; ¡Tu Dios estos ángeles dirige
    hacia ti con el filtro que a Leonor te hará olvidar!
    ¡Bebe, bebe el dulce filtro, y a Leonor olvidarás! »
    Dijo el Cuervo: «Nunca más».

    « ¡Profeta -grité-, ser malvado; profeta eres, diablo alado!
    ¿Del Tentador enviado o acaso una tempestad
    trajo tu torvo plumaje hasta este yermo paraje,
    a esta morada espectral? ¡Mas, te imploro, dime ya,
    dime, te imploro, si existe algún bálsamo en Galaad!»
    Dijo el Cuervo: «Nunca más».

    « ¡Profeta -grité-, ser malvado; profeta eres, diablo alado!
    Por el Dios que veneramos, por el manto celestial, dile a este desventurado si en el Edén lejano
    a Leonor, ahora entre ángeles, un día podré abrazar;
    si a la radiante doncella en el Edén podré abrazar. »
    Dijo el Cuervo: «¡Nunca más!».

    «¡Diablo alado, no hables más!», dije, dando un paso atrás;
    « ¡Que la tromba te devuelva a la negrura abisal!

    ¡Ni rastro de tu plumaje en recuerdo de tu ultraje
    quiero sobre mi portal! ¡Deja en paz mi soledad!
    ¡Quita el pico de mi pecho y tu sombra del portal!»
    Dijo el Cuervo: «Nunca más».

    Y el impávido cuervo osado aun sigue, sigue posado,
    en el pálido busto de Palas que hay encima del portal;
    y su mirada aguileña es la de un demonio que sueña,
    cuya sombra el candil en el suelo proyecta fantasmal; y mi alma, de esa sombra que allí flota fantasmal,
    no se alzará... ¡nunca más!


    _________________

    "La Absenta es el afrodisíaco del alma. El hada verde que viven en la Absenta quiere arrebatarte el alma". Drácula a Mina, antes de un beso de amor...
    avatar
    Morgrein
    Señora del Mausoleo
    Señora del Mausoleo

    Femenino
    Cantidad de envíos : 192
    Edad : 48
    Localización : Mi Mausoleo
    Empleo /Ocio : Shellan
    Humor : Buscando a mi Hellren...
    Fecha de inscripción : 01/02/2009

    Re: EL CUERVO.- Edgar Allan Poe

    Mensaje  Morgrein el Sáb Feb 14, 2009 10:14 pm

    Poema célebre El Cuervo
    Por Marcelo Ferrando, en 8 de Abril de 2008

    El pensamiento de la sociedad en general sobre Edgar Allan Poe, nunca trae consigo un aspecto positivo. Sádico, morboso y sin escrúpulos, son los adjetivos con los que suele denominarse a su imaginación. Como en el artículo anterior, muy pocas veces se ha analizado con objetividad su obra, comparándola con su personalidad dominada por muertes y alcohol.

    Muy pocos autores han podido (o sabido) comprender la simbología cargada detrás de cada línea de un poema de este autor, entre ellos son destacados Horacio Quiroga y Charles Baudelaire, dos célebres escritores que se vieron muy influenciados por Poe, al sentirse identificados con los personajes que el autor describía en sus textos. Muchos de los males que aquejaban a Poe, también lo eran para ellos, y por ende supieron comprender lo que se ocultaba detrás de cada línea, la propia psiquis del autor.

    Otra prueba de ello, es el poema El Cuervo, publicado el 29 de enero de 1845 en el periódico Evening Mirror, justo dos años antes de la muerte de su gran amor, Virginia. Este poema le dio fama, le significó la vida misma al autor, ya que de ahí si comenzó a estabilizarse nuevamente. El morbo que traía consigo el poema, causó furor en los lectores, que se vieron conmovidos ante semejante texto.

    En el mismo se puede apreciar la profunda tristeza del personaje principal, el cual intenta día a día sobrellevar la muerte de su amor, Leonora, invirtiendo su tiempo en la lectura, a modo de distracción. Debemos hacer una gran aclaración sobre el nombre de su amor. Tras la muerte de Virginia, Poe, sumido en una profunda tristeza, escribirá en su recuerdo el poema Ulalume, inspirándose en ella para crear el personaje, mitad niña, mitad mujer, de Eleanora (Leonora, según la traducción). El Cuervo, no es más que el presagio de esa muerte anunciada, debido a que cada día que pasaba, la enfermedad de sus ser amado era cada vez más grave.





    Aquí aparece nuevamente la vida del autor en su obra. En su momento, El Cuervo causó conmoción por la morbosidad de su contenido, pero nadie supo comprender, sobre quién se trataba el texto. Las asociaciones no existieron, y en muchos casos hasta el día de hoy muchos lo niegan, pero no cabe duda alguna, de que su vida es la reflejada en sus poemas, y para ello la pequeña introducción histórica anteriormente mencionada.

    En el poema, apreciamos los típicos conflictos sentimentales de quien pierde a su gran amor, el intentar hallar tregua con el tiempo, para olvidar; el miedo; la imaginación excesiva de malos pensamientos; el latido del corazón, el cual se siente acelerado y exasperado sin poder dominarle; los sueños que mantenemos mientras estamos despiertos, imaginando diversas situaciones con nuestro amor al lado y un sinfín de sensaciones más que nos harán conmovernos, si logramos entender al Edgar Allan Poe.

    El dolor que expresa el texto, no proviene del corazón, es un dolor que surge desde el alma misma. El dominio propio de la obra es la Belleza, la cual transformada en su máxima manifestación, se traduce como tristeza. “La Belleza no se refiere a una cualidad como se supone, sino a un efecto“, menciona Charles Baudelaire, y desde ese punto de vista, es real. El efecto que produce es la intensa y más pura elevación del alma que se experimenta al contemplar lo denominado bello y es aún mayor la elevación, cuando esa belleza no se encuentra ya con nosotros.

    La belleza se manifiesta de dos formas diferentes en el transcurso del poema. La primera, con los sentimientos del personaje, sumido en una profunda tristeza al perder justamente a su gran amor, esta es la primera manifestación del alma y lo que hace es resaltar la belleza de los tiempos vividos, y de la pureza de nuestro ser en los sentimientos, sin poder evitar el dolor, ese dolor que nos lleva el alma y no retorna.

    El segundo aspecto de belleza, es el Cuervo animal, que aparece en la obra. Su definición viene cargada de elogios por el impacto que atrae su presencia. Su majestuosidad, su “sacra edad de antaño“, como dice el poema, con su aspecto señorial. Fue capaz de tornar por un instante, su tristeza en sonrisa, debido a la profunda belleza que este animal posee.

    El cuervo, según las tradiciones, posee varios significados simbólicos, muchos de ellos contradictorios. Muchas veces es un ave de mal agüero, que anuncia la muerte y la desgracia, como también muchas veces protege. En este caso, se interpreta como el emisario divino, que anuncia la muerte.

    No sólo está anunciando la muerte de Leonora, sino la del personaje en sí, aunque no del modo que todos imaginamos. La muerte del autor es espiritual. Retomando la idea de belleza, su alma es la que se irá con su amor. El permanecerá vivo, pero muerto al mismo tiempo. Esta metáfora puede resultar compleja, pero es más fácil de lo que parece. Si nosotros perdemos a nuestro gran amor, seguiremos vivos, pero nuestra alma permanecerá en otro lugar, acompañando a esa persona, distante a nuestros cuerpos, representando así la muerte misma.

    La tristeza nos invadirá, por no poder estar con la persona amada. Esto se toma como belleza, la más profunda elevación del alma hacia el amor más puro, ese amor que se manifiesta sólo allí, donde la razón no entra en juego y sólo se siente, dejando incluso el corazón de lado.

    El poema El Cuervo, representa fielmente a su autor. La improrrogable muerte de Virginia, hace elevar la belleza a su máxima expresión, donde la razón no entra en juego, y donde el verdadero dolor se siente en el alma, manifestándose en forma de tristeza demostrando que su verdadero y más grande amor, está por partir, y con ella, el alma de Poe.


    _________________

    "La Absenta es el afrodisíaco del alma. El hada verde que viven en la Absenta quiere arrebatarte el alma". Drácula a Mina, antes de un beso de amor...
    avatar
    Tarja
    Diva del Averno
    Diva del Averno

    Femenino
    Cantidad de envíos : 27
    Edad : 31
    Localización : en los brazos de Zsadit
    Empleo /Ocio : la Shellan de Z
    Fecha de inscripción : 10/02/2009

    Re: EL CUERVO.- Edgar Allan Poe

    Mensaje  Tarja el Lun Feb 16, 2009 2:54 pm

    ¡¡¡¡Nunca mas!!!!
    avatar
    Invitado
    Invitado

    Re: EL CUERVO.- Edgar Allan Poe

    Mensaje  Invitado el Lun Feb 16, 2009 3:27 pm

    VALE TAMBIEN SI SE HA VISTO EN LA CASA-ARBOL DEL TERROR DE LOS SIMPSON... geek geek geek geek geek geek geek
    avatar
    Invitado
    Invitado

    Re: EL CUERVO.- Edgar Allan Poe

    Mensaje  Invitado el Lun Feb 16, 2009 3:27 pm

    ES COÑA, ESTA MUY BIEN
    avatar
    Tarja
    Diva del Averno
    Diva del Averno

    Femenino
    Cantidad de envíos : 27
    Edad : 31
    Localización : en los brazos de Zsadit
    Empleo /Ocio : la Shellan de Z
    Fecha de inscripción : 10/02/2009

    Re: EL CUERVO.- Edgar Allan Poe

    Mensaje  Tarja el Lun Feb 16, 2009 4:52 pm

    madre mia la primera vez que yo escuche esto, aun no tenia ni colmillos y bebia sangre con pagita... Me encanta, me fascina... Y Dark aun que la version de los Simpson esta bien... me quedo con el relato
    avatar
    Invitado
    Invitado

    Re: EL CUERVO.- Edgar Allan Poe

    Mensaje  Invitado el Lun Feb 16, 2009 7:24 pm

    TOTALMENTE DE ACUERDO CONTIGO Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil
    avatar
    Morgrein
    Señora del Mausoleo
    Señora del Mausoleo

    Femenino
    Cantidad de envíos : 192
    Edad : 48
    Localización : Mi Mausoleo
    Empleo /Ocio : Shellan
    Humor : Buscando a mi Hellren...
    Fecha de inscripción : 01/02/2009

    Re: EL CUERVO.- Edgar Allan Poe

    Mensaje  Morgrein el Sáb Feb 21, 2009 11:27 am

    ¿La versión de los Simpson???? ¿Hay UNA VERSION DE LOS SIMPSON...??? Neutral


    _________________

    "La Absenta es el afrodisíaco del alma. El hada verde que viven en la Absenta quiere arrebatarte el alma". Drácula a Mina, antes de un beso de amor...
    avatar
    Invitado
    Invitado

    Re: EL CUERVO.- Edgar Allan Poe

    Mensaje  Invitado el Sáb Feb 21, 2009 12:59 pm

    SI, EN UN ESPECIAL CASA ARBOL DEL TERROR

    Contenido patrocinado

    Re: EL CUERVO.- Edgar Allan Poe

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun Dic 11, 2017 3:24 am